Mi Historia

Nací un 17 de mayo en la ciudad de Lima

En mi infancia siempre fui un niño tímido, curioso e inquieto por conocer nuevas cosas

En el colegio desde la primaria ya me gustaba hacer negocios, a pesar que estaba prohibido hacerlo, como por ejemplos vender en mi colegio muñecos en miniatura y los pintaba para venderlo y me iba bien, también el deporte fue algo que siempre me inculcaron en mi infancia.

En mi secundaria era un chico tímido, de pocos amigos y mis cursos preferidos las matemáticas, química y la literatura, siempre participaba en concurso de inglés, oratoria y siempre escribía poemas.

En la universidad estudie Sociología, carrera con la cual me identifico y aprendí bastante para analizar las conductas colectivas y entender el sistema de la realidad peruana.

Después de terminar la universidad fue una etapa difícil porque lo que había estudiado para mí no era suficiente, sentía que debía estudiar otras carreras y estaba un poco confundido, en esos momentos no contaba con muchos recursos económicos fue así que me volví autodidacta y me fui involucrando en el mundo del internet y también sentí curiosidad por conocer nuevos temas especialmente los de autoconocimiento de mis habilidades, talentos y en el camino conocí personas muy valiosas que laboran en el mundo del coach, todos ellos aportaron de forma positiva en mi vida y gracias a ellos mi perspectiva cambió y el camino que elegí dio un giro de 360 grados. Después de 5 años puedo decir que encontré uno de mis propósitos de vida que es ayudar a las personas a identificar su talento y que se puedan conectar con otras personas.

El tomar la decisión de trabajar en el área de las ventas, algo diferente al campo de la sociología, fue bastante difícil para mí, pero fue solo con el objetivo de entender el mundo de los negocios, fue todo un reto para mí, pero tenía mi objetivo claro.

Después de aprender un poco del mundo de los negocios y estudiar negocios, decidí emprender y renunciar a mi trabajo no fue fácil, ya que mi familia no estaba de acuerdo con el camino que había elegido, pero tenía claro cuál era mis sueños que había dejado en un rincón de mi camino por solo excusas.

Ahora la perseverancia, mi aptitud y el deseo de cumplir los sueños hace que sigue adelante pensando siempre en nuevos proyectos que me ayuden en el aspecto personal y profesional pero también que deje huella en mi país y en el mundo.

Por ello que ahora te invito a tomar conciencia de lo que has realizado hasta ahora y si estás conectado con tu SER y con tu propósito de vida.

RECUERDA:

“CADA UNO CONSTRUYE SU PROPIA HISTORIA DE VIDA Y LOS LIMITES SOLO LO PONES TU, CON TUS PENSAMIENTOS”